Jun092015
PDFImprimirE-mail

Expectación causó este lunes la presencia de dos magistrados chilenos en la audencia del juicio que se sigue en Venezuela contra la jueza de instrucción María Lourdes Afiuni, en un accidentado e irregular proceso que la tuvo casi cuatro años en prisión tras ordenar la libertad de un imputado en una causa de interés para el entonces régimen del fallecido Presidente Hugo Chávez.

Los compatriotas Leopoldo Llanos Sagristá, Primer Vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Magistrados (FLAM) y Alejandro Vera, por la Unión Internacional de Magistrados (UIM) y actual Director de la ANM, concurrieron junto al abogado Luis Fernando Vargas de la International Bar Association (Ibahri) en calidad de observadores y cumpliendo un cometido en representación de ambos entes para apoyar las gestiones tendientes a obtener el pronto cierre del proceso iniciado en 2009 y que ha sido seguido de cerca por la comunidad jurídica internacional debido al atentado que para la independencia supuso la detención y posterior encarcelamiento de la Jueza Afiuni, hoy recluida en su domicilio.

En la audiencia del lunes comparecieron dos testigos, la secretaria del Tribunal 31 de Control, Leiby Rojas y el asistente Herminio Canelone, en tanto que la Jueza Afiuni no ingresó a la sala.

Según informaron medios locales, “ambos señalaron que no hubo ninguna irregularidad en la actuación de Afiuni; coincidieron en que no se requiere de la presencia del fiscal para revisar medidas y que sí hubo boleta de excarcelación y oficio dirigido a los funcionarios del Sebin”, explicó la abogada Thelma Fernández.

Tanto Rojas como Canelone aseveraron que los funcionarios del Sebin “se negaron a recibir el oficio que notificaba la decisión de libertad condicional a favor del exbanquero Eligio Cedeño”. Destacó Fernández.

Afiuni fue detenida el 10 de diciembre de 2009 por oficiales de inteligencia tras haber otorgado la libertad condicional al empresario Eligio Cedeño, quien enfrentaba un largo proceso tras imputársele ilícitos cambiarios y que a la sazón completaba dos años preso, lo cual significó posteriormente diversos pronunciamientos de Naciones Unidas.

En cadena nacional, el fallecido presidente Hugo Chávez ordenó entonces al Poder Judicial "condenarla a 30 años de prisión" y la Magistrada terminó recluida en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), ubicado en Los Teques por más de un año, cuando el Tribunal 26 de Juicio decidió a su favor una medida de arresto domiciliario por su deteriorado estado de salud. El 7 de junio de 2013, la fiscal Luisa Ortega Díaz solicitó su libertad condicional, medida que se hizo efectiva recién 14 días después.

El pasado 23 de octubre de 2013, el proceso contra Afiuni fue interrumpido por la juez Marilda Ríos. Ese día estaba previsto un careo entre el fiscal William Guerrero, quien ordenó la detención de Afiuni y de realizar el allanamiento al Tribunal 31 de Control el 10 de diciembre de 2009, y los 10 funcionarios del Sebin que se encontraban en el despacho de la jueza.

“El Tribunal no iba a someter nunca a un careo a William Guerrero con funcionarios del Sebin porque quedaría al descubierto las injusticias que se cometieron contra la doctora María Lourdes (Afiuni) y la juez Marilda Ríos tendría que declarar la absolutoria a nuestra defendida”, dijo la abogada Fernández, quien a su vez informó que el Tribunal fijó el 30 de junio para la continuación de la audiencia.

 

Página 2 de 518