PDFImprimirE-mail

Reglamento de uso de Centros Vacacionales

Aprobado en sesión de Directorio de 14 de mayo de 2011.

Primero: La Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial de Chile ha puesto este recinto con el objeto de brindar hospedaje a sus asociados y/o familiares cercanos procedentes de Regiones, siendo la tarifa que la institución percibe por este servicio de alojamiento aquella suficiente para solventar los gastos propios de la operación y mantenimiento del recinto.

Segundo: Tienen derecho a emplear éste y demás recintos de la institución: 1) Los socios y socias titulares que se encuentren al día en sus cuotas sociales; 2) Los cónyuges de éstos(as); 3) Los hijos(as) de socios y socias activos(as) y 4) Aquellos socios que se encuentren jubilados y que hubieren contribuido con sus cuotas sociales durante su permanencia en el Poder Judicial y que hubieren tenido la calidad de socio activo al momento de su retiro.

Tercero: Todos los asociados son iguales y tienen los mismos derechos en el uso de este recinto y demás casas de huéspedes o centros vacacionales.

Cuarto: Cada socio tendrá derecho a alojar hasta un máximo de siete noches seguidas en cada oportunidad, estadía que cumplido el plazo podrá ampliarse por una sola vez hasta un máximo de quince noches y, a condición de que no existan reservas previas de otros(as) asociados(as) para la misma habitación, las que en todo caso serán preferidas. No se cursarán reservas de antemano por períodos superiores a una semana.

Quinto: Cada socio(a) podrá reservar sólo una habitación simultáneamente. En casos calificados será permitido el uso de más de un dormitorio, lo que siempre estará sujeto a la condición de que la temporada y disponibilidad de alojamiento en el recinto permitan y siempre que ello no colisione con reservas previas.

Sexto: Las reservas deberán hacerse con la debida antelación y hasta un mínimo de tres días antes del comienzo de la estadía solicitada. En caso contrario, la administración no podrá garantizar al asociado(a) la disponibilidad de habitación y, siempre que exista más de una reserva para igual fecha y para una misma o similar habitación, se procederá a formar una lista de espera bajo estricto orden cronológico.

Séptimo: La reserva rige desde las 14.00 horas y finaliza a las 12.00 horas del día siguiente. Así, cada socio tendrá derecho a ocupar su habitación hasta el mediodía de aquel señalado como término de su estadía y aquel que posea una reserva que corra a contar del mismo día podrá hacer uso de ella a contar de las 14.00 hrs., a fin de permitir el adecuado aseo e higiene de la misma, sin perjuicio de que quien abandona el recinto pueda gozar de las demás dependencias hasta el traslado a su lugar de origen. Cada socio deberá asegurar el retiro de todos sus efectos personales de la habitación de que se trate antes de la hora de check out.

Sin perjuicio de lo anterior y excepcionalmente, podrá un socio ingresar al recinto antes de las 12.00 horas y usar las instalaciones del área común, pero encontrándose en uso la habitación de que se trate, bajo ningún caso podrá solicitar su acomodación antes de las 14.00 horas, no obstante de encontrarse desocupada la misma, podrá el pasajero hacer su check in antes de las 14.00 horas, previa consulta a la administración.

Octavo: Las reservas deberán ser solicitadas por correo electrónico a la casilla Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ; Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla o Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla –según corresponda- y para ello él o la interesada deberán indicar el tiempo de estadía solicitado y hora de arribo al recinto, la que de producirse después de las 18.00 horas quedará sujeta a las reglas del numeral Noveno. Al realizar la  reserva, acepta las condiciones de cancelación y no presentación. Como garantía de seriedad de la reserva, deberá depositarse mediante transferencia electrónica a la cuenta corriente de la Asociación el valor equivalente a una noche de alojamiento, el que se aplicará a título de multa en el caso de no presentación en la fecha indicada o de cancelación extemporánea.

Antes de su check out, el o la pasajera deberá solicitar a la administración su cuenta, de la que será descontada todo abono que realizare previamente. Con todo, todos(as) los(as) pasajeros(as) están obligados(as) a cancelar su estadía y gastos asociados a ella, antes de retirarse del recinto.

Noveno: En caso de que el pasajero requiera arribar al recinto después de las 18.00 horas, deberá dar aviso previo a la administración a fin de que ésta provea las llaves correspondientes que permitan el ingreso a las instalaciones y, en definitiva, a la habitación reservada. Sin embargo, no se realizará descuento o reembolso alguno por la menor cantidad de horas que permaneciere el pasajero en el lugar.

Décimo: Cada pasajero(a) o, en su defecto, el o la socio(a) titular, serán responsables de todo daño, siniestro o perjuicio provocado en el recinto o derivado de su estadía, cuyo costo será sumado a la cuenta respectiva y que deberá ser cancelado junto con ella al momento de retirarse, previa constatación del evento por parte de la administración. En caso de estar pendiente la liquidación del siniestro o bien inconclusa su reparación, la administración hará llegar por escrito al pasajero la cuenta respectiva con los respaldos correspondientes.

Undécimo: Cada socio(a) será responsable de su reserva. Si se desistiere de ocupar la habitación, o estuviere impedido por cualquier motivo para hacerlo, deberá informarlo a la administración a lo menos el día anterior de aquel indicado como inicio de la ocupación.

Duodécimo: Aquel pasajero(a) que no se presente el día indicado en su reserva o bien que no lo haga en la hora prevista, pudiendo haber hecho uso de la modalidad del numeral Noveno del presente Reglamento, perderá su opción de reserva sin derecho a reclamo posterior y habilitará a la Administración para traspasar ésta a quien la hubiere solicitado con antelación y se encuentre en lista de espera.

Décimo tercero: El asociado deberá cancelar la tarifa vigente a la fecha por cada noche que ocupe una habitación. Quedan exentos de este pago, los dirigentes nacionales o regionales que deban pernoctar en la ciudad por concurrir a reunión de Directorio, Asamblea Nacional o Junta de Presidentes Regionales.

Durante su estadía, el socio tendrá derecho a usar todas las dependencias de la sede que hayan sido habilitadas para tal efecto, exceptuándose aquellas que se destinen para ciertos usos reservados.

Décimo cuarto: En caso de requerirse por el huésped la salida efectiva del recinto en una hora posterior, deberá abandonar la habitación o cabaña antes de las 12.00 horas, sin perjuicio de requerir y proporcionársele servicio de cortesía, esto es, el necesario para utilizar dependencias de lobby de recepción, servicios de aseo y custodia de equipaje. En caso de prolongarse la salida o bien no darse aviso de check out más allá de la hora indicada, se cobrará el valor adicional por una noche más de permanencia.

Décimo quinto: Una vez ocupada la habitación o cabaña y verificado el inventario de la misma, el huésped deberá notificar a la administración cualquier anomalía o discrepancia respecto del estado de conservación de los elementos dispuestos en aquella para su inmediata reparación. En caso de requerir traslado a otra habitación o cabaña, la administración dará al pasajero todas las facilidades para que ello ocurra y, de no ser posible, procederá a la devolución del abono o importe pagado por la cantidad de noches de que se trate.

Décimo sexto: El huésped deberá notificar su hora de salida de manera que la administración del recinto reciba las llaves y verifique el inventario de la habitación o cabaña, estado de conservación de ella y de las especies que la guarnecen, para proceder a extender el recibo correspondiente al importe devengado por el uso. Si un huésped abandona aquélla sin aviso, se entenderá que está de acuerdo en que la Asociación tome inmediata posesión de dicha habitación o cabaña. La institución no se hace responsable por objetos olvidados en el inmueble después de la entrega del mismo y/o de especies no declaradas al ingresar.

En ningún caso brindará la Asociación servicios de custodia de valores, especies, documentos o dinero en efectivo, siendo de responsabilidad del pasajero su cuidado.

Décimo séptimo: El valor a cobrar es por habitación o cabaña y no se admitirá en éstas a más personas que la cantidad de plazas que las camas allí instaladas permitan, salvo que se trate de lactantes o infantes menores de 6 años. Ningún pago adicional justificará una excepción a lo antes señalado.

La institución no facilitará las habitaciones, baños o áreas comunes para su uso parcial por huéspedes o grupos de éstos, ni aún a título gratuito.

Décimo octavo: La habitación es entregada con su ropa de cama limpia, toallas y demás especies listas para ser utilizadas, y de la misma forma deberá ser devuelta el día de su salida, salvo el normal uso que se dé a estos enseres.

Décimo noveno: No está permitido a los huéspedes acompañarse de mascotas de ningún tipo, salvo aquellos casos en que por discapacidad ello sea necesario, ante lo cual la administración adoptará las medidas pertinentes para no causar molestia a los demás pasajeros alojados en el recinto, no debiendo abandonar estos animales el perímetro del inmueble y, para el evento de sus necesidades fisiológicas, la mascota deberá ser conducida fuera del edificio o cabaña para tal efecto.

En los casos no previstos, deberá el pasajero consultar a la administración acerca de la posibilidad de trasladarse asistido por guía.

Vigésimo: El equipamiento de la habitación debe funcionar correctamente. En caso de alguna anomalía, ella deberá ser reportada a la administración y dejar constancia de ello en el libro de reclamos y sugerencias respectivo. El mal funcionamiento en equipos y que pueda ser corregido el mismo día deberá ser realizado en horario de oficina, pero si la llamada para reparación de daños es recibida después de las 16:00 hrs., la solicitud será atendida al día siguiente. Si la interrupción de algunos servicios ocurriera por inclemencias del tiempo o cualquier otra circunstancia que esté fuera del control de la administración, no se reintegrará lo dañado o los costos por daños ocasionados a los huéspedes o sus pertenencias.

Vigésimo primero: La pérdida de llaves debe ser reportada inmediatamente una vez constatada, tras lo cual la administración procederá a sumar el cargo correspondiente en la cuenta del pasajero por el reemplazo de la llave. Si esta fuere olvidada dentro de la casa y se requiriera de asistencia por parte de terceros para el ingreso, igualmente se aplicará el cargo correspondiente y el pasajero responderá de todo daño.

Vigésimo segundo: Toda diferencia detectada por el huésped sobre la calidad del servicio contratado y aquel en definitiva recibido, podrá ser informada al personal autorizado verbalmente o por escrito, o bien, en un plazo no superior a 30 días posteriores al uso del servicio, podrán dichos reclamos efectuarse de acuerdo con las normas del numeral trigésimo, debiendo reseñar con claridad los hechos a los que se hace referencia. Todo reclamo o comentario no realizado oportunamente o después de este plazo será desestimado.

Vigésimo tercero: El huésped debe depositar la basura que produzca en el receptáculo  correspondiente. Al salir del inmueble, debe  cerrar puertas, ventanas y apagar equipos eléctricos y luces. La Asociación provee exclusivamente su servicio de hospedaje en este departamento o cabaña; sus empleados o agentes no están autorizados a prestar servicios domésticos, ni asumen ninguna responsabilidad, sea lo que fuere, por perjuicio, daño, accidente, muerte, hurto, robo, pérdida, tardanza o alguna otra situación que ocurra sobre las personas o sus pertenencias.

Asimismo, la Asociación no se hace responsable por ninguna pérdida o daños, accidentes o percances que puedan sufrir el huésped o sus acompañantes en el inmueble arrendado; así pues, el huésped es responsable por las personas y objetos que lo ocupan. Todo socio que ocupe a cualquier título la sede, deberá responder por todo deterioro que se cause, sea personalmente o por alguno de sus acompañantes.

Vigésimo cuarto: El pasajero deberá guardar especial cuidado de no causar ruidos molestos que pudieren perturbar la tranquilidad de los demás, especialmente en días y horas destinadas al descanso. Cada huésped hará uso de equipos de televisión y/o sonido de su habitación a una intensidad moderada, cuidando no exceder el volumen o mantener conversaciones a viva voz. Cuando la conducta de los huéspedes, dentro o fuera del departamento o en cualquier área del recinto no sea acorde con la moral y la decencia, en caso de faltas de respeto - ya sea al personal de la Asociación, a vecinos o empleados del edificio - podrá la administración exigir la desocupación inmediata de la habitación dejando constancia del hecho el libro de novedades respectivo. La Asociación se reserva el derecho de admisión a la casa de huéspedes en futuros requerimientos de arriendo.

Vigésimo quinto: El arriendo de la habitación no comprende servicios de alimentación como tampoco está autorizado el personal para brindar dicho servicio a los pasajeros, aún contra el pago de suma alguna de dinero. En la casa de huéspedes de Santiago se permite únicamente cocinar alimentos ligeros, de fácil preparación y rápida cocción. En caso de requerirlo, el huésped podrá introducir alimentos preparados a la cocina del recinto y proceder a calentarlos en los equipos dispuestos para ello, haciendo un uso racional y moderado de las instalaciones de estas dependencias, proveyéndose por su cuenta de los alimentos necesarios para su subsistencia y pudiendo almacenar los mismos en el refrigerador dispuesto para tal efecto, respetando aquellos que otros usuarios mantengan en él u otros estantes y que les pertenezcan.

Vigésimo sexto: El recinto ubicado en Santiago no posee estacionamientos ni provee la custodia o almacenamiento de vehículos o especies de cualquier tipo, por lo que el pasajero, de necesitarlo, podrá recurrir a proveedores externos de estos servicios, siendo de su exclusiva responsabilidad cualquier siniestro, daño o hurto de accesorios producidos a consecuencia de dicha contratación.

Vigésimo séptimo: En el recinto de Santiago está prohibida la operación y funcionamiento de electrodomésticos de cualquier tipo en las habitaciones; especialmente se abstendrán los huéspedes de conectar calefactores, frazadas eléctricas o similares. Exceptúanse de esta prohibición secadores de pelo, máquinas afeitadoras y otros necesarios para la higiene personal.

Vigésimo octavo: El huésped podrá hacer uso del servicio de Internet inalámbrico proveído en el recinto de Santiago a título gratuito, para lo cual deberá requerir de la administración la contraseña respectiva para emplear el mismo. En ningún caso está autorizado el personal para brindar soporte a los equipos que el pasajero porte y toda actividad desarrollada por los huéspedes al emplear la conexión descrita será de exclusiva responsabilidad de éstos. La Asociación no responde por eventuales perjuicios o desperfectos que en el computador del usuario se produjeran a consecuencia de su conexión a Internet.

Vigésimo noveno: Prohíbese también el lavado de ropa y colgado de prendas en el interior de la habitación, baños, ventanas o balcones del recinto.

Trigésimo: Cualquier aclaración, queja, sugerencia o comentario podrá ser anotada en el libro respectivo dispuesto para tal efecto en el recinto, sin perjuicio de lo cual podrán éstas ser canalizadas a través de la casilla de correo electrónico Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

Trigésimo primero: Para todos los efectos, se entiende que el pasajero conoce y acepta cada uno de los términos y condiciones del presente reglamento, del cual se mantendrá un extracto en cada habitación, así como copia de este Reglamento en un lugar visible del recinto.