10Mayo2011
PDFImprimirE-mail
administrador

Título IV

DEL PATRIMONIO

ARTICULO QUINCUAGÉSIMO CUARTO: Para atender a sus fines, la Asociación dispondrá de las rentas que produzcan los bienes que posea, y, además, de las cuotas ordinarias y extraordinarias que aporten sus socios y de las donaciones,  herencias, legados, erogaciones y subvenciones que obtengan de personas naturales o jurídicas, nacionales, internacionales o extranjeras, de derecho público o privado, de las Municipalidades, de organismos fiscales, semifiscales o de administración autónoma y demás bienes que adquiera a cualquier título.

ARTICULO QUINCUAGÉSIMO QUINTO: La cuota ordinaria mensual será determinada por la Convención Nacional Ordinaria del año correspondiente, a propuesta del Directorio Nacional y no podrá ser inferior al cero coma tres por ciento del sueldo líquido del asociado ni superior al uno por ciento de dicho sueldo, una vez que se efectúen los descuentos legales.

El treinta por ciento de las cuotas ordinarias se destinará a la Asociación Regional respectiva y el setenta por ciento restante, al Directorio Nacional. El porcentaje asignado a las Asociaciones Regionales podrá ser aumentado por acuerdo del Directorio, en caso calificado por éste. Se estimará motivo bastante la organización de una Convención.

ARTICULO QUINCUAGÉSIMO SEXTO: El Directorio Nacional, con acuerdo de la Junta Nacional, podrá fijar cuotas sociales extraordinarias que se pagarán mensualmente, por un período determinado que no podrá exceder de dos años y para fines extraordinarios o de emergencia que él mismo califique, hasta por un cincuenta por ciento de la cuota ordinaria vigente.

Los fondos recaudados por concepto de cuotas extraordinarias, no podrán ser destinados a otro fin que no sea el objeto para el cual fueron recaudados, a menos que una Convención Nacional resuelva darle otro destino.  Lo anterior, es sin perjuicio de los descuentos que se efectúen a los asociados por concepto de cuotas del Fondo de Solidaridad Gremial.