10Mayo2011
PDFImprimirE-mail
administrador

Título III

DE LOS ORGANISMOS DE ADMINISTRACIÓN, CONSULTA, REVISORES Y DISCIPLINARIO


ARTÍCULO DUODÉCIMO: La asociación estará estructurada de la siguiente manera:

1.- Convención Nacional o Asamblea General

2.- Directorio Nacional;

3.- Junta Nacional;

4.- Comisión Revisora de Cuentas;

5.- Tribunal de Honor;

6.- Tribunal Calificador de Elecciones; y

7.- Asociaciones Regionales.

Existirán, además, departamentos y comisiones de trabajo.

 

A.- DE LAS CONVENCIONES NACIONALES

ARTÍCULO DÉCIMO TERCERO:  La Convención Nacional o Asamblea General, es el órgano colectivo principal de la Asociación e integra al conjunto de sus socios activos. Sus acuerdos obligan a los socios presentes y ausentes, siempre que hubieran sido tomados en la forma establecida por los Estatutos y no fueren contrarios a las leyes y reglamentos.

Habrá convenciones nacionales ordinarias y extraordinarias.

ARTÍCULO DÉCIMO TERCERO BIS: Dentro de los tres últimos meses de cada año, se celebrará la Convención Nacional ordinaria en la ciudad acordada en la convención anterior, si ello no ocurriera, o si no pudiere realizarse en la ciudad y fechas previstas, le corresponderá acordarlo a la junta nacional.

En ella el Directorio Nacional presentará la memoria, balance e inventario del ejercicio anterior y se procederá a proclamar a los miembros del Directorio que resulten elegidos conforme  al sistema de elecciones determinado en estos estatutos. Deberá  además, en su caso,  elegirse, con el voto de la mayoría de los asistentes, a los miembros del Tribunal de Honor, de la Comisión Revisora de Cuentas y del Tribunal Calificador de Elecciones.

Si por cualquier motivo no pudiere celebrarse una Convención Nacional ordinaria en la data estipulada, el  Directorio deberá convocar a una nueva Convención dentro del plazo de noventa días, la que tendrá el carácter de ordinaria.

La Convención Nacional ordinaria podrá conocer y resolver cualquier asunto relacionado con los intereses sociales y aquéllos que hubieren sido propuestos por acuerdo de la Junta Nacional, a excepción de los que corresponden exclusivamente a las Convenciones Nacionales Extraordinarias.

ARTíCULO DÉCIMO CUARTO: Las Convenciones Nacionales Extraordinarias se celebrarán cada vez que el Presidente lo decida,  que lo acuerde el Directorio, la Junta Nacional o que lo soliciten, por escrito, al Directorio, a lo menos, setenta socios activos, indicando el objeto de la reunión. Si el Directorio no convocare a Convención Nacional Extraordinaria dentro del plazo de quince días desde que le fuera presentada dicha solicitud, los socios firmantes podrán reunirse y constituirse en un Comité de Socios, el que podrá citar a Convención Nacional, cumpliendo con los requisitos de citación prescritos en estos Estatutos.

Las Convenciones Nacionales Extraordinarias  podrán conocer y resolver únicamente de las materias indicadas en la citación; cualquier acuerdo que se adopte sobre otras materias, será nulo y de ningún valor.

ARTíCULO DÉCIMO QUINTO: Corresponde exclusivamente a la Convención Nacional Extraordinaria conocer y resolver las siguientes materias:

a) De la reforma de los Estatutos de la Asociación;

b) De la disolución de la Asociación;

c) De las reclamaciones en contra de los miembros de cualquiera de los organismos indicados en los números dos, tres, cuatro, cinco y seis del artículo duodécimo de estos Estatutos, para hacer efectiva la responsabilidad que les corresponda por transgresiones graves a la ley, a los Estatutos o a los Reglamentos, cometidos en el ejercicio de sus funciones. Lo anterior  es sin perjuicio de las acciones civiles y penales que correspondan a la Asociación; y

d) La Asociación o Federación de esta Corporación con otras instituciones similares o análogas.

Sin perjuicio de lo señalado precedentemente, podrá conocer de las materias propuestas por la Junta Nacional que, por su urgencia, no puedan esperar ser discutidas en la Convención Nacional Ordinaria.

Los   acuerdos a que se refieren las letras a), c) y d) sólo podrán adoptarse con el voto de los dos tercios de los socios activos presentes y el acuerdo prescrito en la letra b), por el mismo quórum de socios activos presentes siempre que representen la mitad más uno del total de socios activos de la Asociación.

Deberán  reducirse a escritura pública los acuerdos comprendidos  en las letras a) y b), que suscribirá el Presidente de la Asociación conjuntamente con dos socios que designe la Convención Nacional Extraordinaria.

ARTíCULO DÉCIMO SEXTO: Las citaciones a las Convenciones Nacionales  se harán por medio  de un aviso publicado por una vez en un diario DE la ciudad de Santiago y, además,  por una vez en un diario de la ciudad asiento de la Corte de Apelaciones en cuya jurisdicción se celebre la Convención Nacional. Los avisos deberán publicarse, a lo menos, con cinco días de anticipación y con no más de treinta al día fijado para la Convención. En todos ellos se indicará el día, hora, lugar y objeto de la reunión.  No podrá citarse en el mismo aviso para una segunda reunión cuando por falta de quórum no se lleve a efecto la primera.

Además, se remitirá una circular a los Presidentes Regionales para que informen a sus asociados acerca de la realización de la Convención, la que deberá contener todos los términos de la citación. el extravío de ella no será causal de nulidad de la citación.

Cuando se trate de la Convocatoria del Comité de Socios a que se refiere el inciso primero del artículo décimo cuarto, el Tribunal de Honor comprobará el cumplimiento de las disposiciones estatutarias y reglamentarias para  esta clase de convocatorias.

ARTíCULO DÉCIMO SÉPTIMO: Las Convenciones Nacionales Ordinarias y Extraordinarias serán legalmente instaladas y constituidas si a ellas concurriere, a lo menos,  la mitad más uno de los socios activos.

Si no se reuniere ese quórum, se dejará constancia de este hecho en el acta y deberá disponerse una nueva citación dentro de los treinta días siguientes al de la primera citación,  en cuyo caso la Convención  se realizará con los socios activos que asistan.

Los acuerdos se adoptarán por la mayoría absoluta de los socios activos asistentes, salvo los casos en que la ley o estos Estatutos hayan fijado una mayoría distinta.

ARTÍCULO DÉCIMO OCTAVO: Los socios activos deberán votar personalmente los acuerdos en las convenciones y elegir, del mismo modo, los miembros del Tribunal de Honor, del Tribunal Calificador de  Elecciones y de la Comisión Revisora de Cuentas.

ARTÍCULO DÉCIMO NOVENO: De las deliberaciones y acuerdos adoptados en las Convenciones Nacionales, se dejará constancia en un libro especial, que será llevado por el Secretario de Actas del Comité Ejecutivo. Estas actas contendrán un extracto de lo ocurrido en la reunión y serán firmadas por el Presidente, por el Secretario General  o por quienes hagan sus veces, y además, por tres socios activos asistentes, designados en la misma Convención para este efecto.

En dichas actas los socios activos asistentes podrán estampar las reclamaciones  que estimen procedentes en defensa de sus derechos, por vicios de procedimiento relativos a la citación, constitución o funcionamiento de la misma. En el caso del artículo decimocuarto, inciso segundo, el acta será redactada y autorizada por el Secretario del Tribunal de Honor.

ARTÍCULO VIGÉSIMO: En las Convenciones Nacionales Ordinarias, sin perjuicio de las facultades que le corresponden al Presidente de la Asociación en su calidad de representante judicial y extrajudicial de la misma, el acto será presidido por el Presidente de la Asociación Regional sede de la Convención.

 

B.- DEL DIRECTORIO NACIONAL

ARTÍCULO VIGÉSIMO PRIMERO: Al Directorio Nacional le corresponde la administración y dirección de la Asociación, en conformidad a estos Estatutos y a los acuerdos de la Convención Nacional o Asamblea General y estará compuesto  por un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario General, un Secretario de Acta, un Tesorero, un Pro-tesorero y tres Directores.

ARTÍCULO VIGÉSIMO SEGUNDO: Para ser miembro del Directorio, se  requiere una antigüedad mínima de tres años como socio activo y no estar afecto a medida disciplinaria ejecutoriada, impuesta por la Asociación.

Es incompatible el ejercicio del cargo de miembro del Directorio  con el de miembro de la Comisión Revisora de Cuentas, del Tribunal de Honor, del Tribunal Calificador de  Elecciones, y con el de integrante de las directivas  de las Asociaciones Regionales.  Si un socio fuere elegido, a la vez, miembro del Directorio Nacional e integrante de alguno de los organismos señalados precedentemente, deberá optar ante el TRICEL, en un plazo de diez días contados desde su notificación personal o por carta certificada; si no lo hiciere, se entenderá que renuncia a ambos.

ARTÍCULO VIGÉSIMO TERCERO: El Presidente y los miembros del Directorio Nacional serán elegidos con anterioridad al trigésimo día que preceda al de la respectiva Convención Nacional Ordinaria y asumirán sus funciones al ser proclamados oficialmente, conforme a lo dispuesto en el Artículo Décimo  Tercero Bis.

Excepcionalmente, el Tribunal Calificador de Elecciones podrá autorizar, en casos debidamente calificados, la celebración del acto eleccionario del Directorio Nacional, en una oportunidad distinta.

ARTÍCULO VIGÉSIMO CUARTO: La elección se hará por votación personal, libre, directa y secreta, en las respectivas  Regionales, en forma simultánea, durante dos  días hábiles,  a lo menos cuatro horas, en el horario que el TRICEL determine, debiendo cada socio emitir hasta siete preferencias sin repetirlas.

Resultará elegido Presidente aquel que obtuviere la primera  mayoría y como Directores las ocho siguientes.

Si la primera mayoría no aceptare la nominación, el derecho de opción le corresponderá al que haya obtenido la segunda mayoría y así sucesivamente.

En caso de empate en la primera mayoría, decidirá el Directorio  electo, conformado de acuerdo a lo dispuesto al artículo Vigésimo Quinto.

No obstante, la votación de aquellos socios que desempeñen sus funciones en lugares distantes o de difícil acceso al de votación, será emitida por carta certificada o sellada enviada por la vía más rápida, cuando la comisión receptora de sufragios lo determine por mayoría de votos, caso en el cual, veinticinco días antes de la elección publicará una nómina de localidades en que se aplicará este sistema de excepción.

El Tribunal Calificador de Elecciones podrá  autorizar la instalación de más de una mesa receptora de sufragios en distintas localidades a petición de las Asociaciones Regionales, designando las comisiones que procedan.

En todo caso, las urnas debidamente selladas serán custodiadas y quedarán bajo responsabilidad del Presidente o Secretario de la mesa.

La recepción y escrutinio de los votos se hará por una o más comisiones receptoras de sufragios, que se constituirán para estos efectos en cada Asociación Regional y cuya composición, constitución, deberes y funcionamiento serán establecidos en el reglamento.  No podrán pertenecer a ella los socios que sean candidatos.

Los escrutinios serán públicos y cualquiera de los socios podrá formular reclamaciones verbales ante la comisión referida, por vicios o errores del acto eleccionario o de los votos emitidos.  La Comisión deberá levantar un acta, tan pronto termine el escrutinio, que suscribirán todos sus miembros y en la que se dejará  constancia del resultado, de los reclamos formulados y de todas las circunstancias que estime relevantes, la que remitirá, conjuntamente con los votos recibidos, al Tribunal Calificador de Elecciones, el día siguiente hábil al de la elección. Los resultados serán dados a conocer de inmediato a los asistentes.

ARTÍCULO VIGÉSIMO QUINTO: De no completarse el número de miembros del Directorio Nacional elegidos o existiendo empate entre dos o más candidatos que ocupen el último lugar entre las más altas mayorías, se procederá, en la Convención Ordinaria respectiva, en el primer caso  a elegir a los miembros que falten y, en el segundo, a dirimir  los empates  mediante sorteo.

Estos procedimientos los organizará el Tribunal Calificador de Elecciones.

ARTÍCULO VIGÉSIMO SEXTO: Los nombres de las personas que postulen a cargos en el Directorio Nacional, deberán ser presentados al Tribunal Calificador de Elecciones por veinte socios activos, en la forma y con la anticipación a la fecha de la elección que fija el Reglamento.

El Tribunal Calificador de Elecciones, deberá confeccionar oportunamente una lista completa con los nombres de todos los candidatos, por orden alfabético y comunicarla a las Asociaciones Regionales y a las Comisiones  Receptoras de Sufragios.

ARTÍCULO VIGÉSIMO SEPTIMO: Una vez proclamado el Presidente y demás miembros electos del Directorio Nacional, de acuerdo a lo estipulado en el artículo Vigésimo Cuarto, éstos últimos procederán de inmediato a constituirse y elegir entre sí los cargos a servir, en caso de empate dirimirá el Presidente recién electo.

No podrá desempeñar el cargo de Presidente del Directorio Nacional la misma persona, por más de dos períodos consecutivos.

ARTÍCULO VIGÉSIMO OCTAVO: Los miembros del Directorio Nacional durarán en sus funciones dos  años, hasta el último día de la Convención Ordinaria respectiva, en que se hará transmisión del mando al Directorio Nacional recién elegido.

En caso de fallecimiento, ausencia por más de seis meses, renuncia, destitución, exclusión o imposibilidad de un miembro del Directorio Nacional  para el desempeño de su cargo, el Mismo Directorio le nombrará reemplazante, con acuerdo de la Junta Nacional, que durará en sus funciones sólo el tiempo que faltare para completar su período al reemplazado.

ARTÍCULO VIGÉSIMO NOVENO: El Directorio Nacional deberá funcionar  en forma ordinaria en la ciudad de Santiago, sin perjuicio de poder hacerlo en cualquier punto del país.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO: El Directorio Nacional sesionará con la asistencia de la mayoría absoluta de sus miembros y sus acuerdos se adoptarán por la mayoría absoluta de los asistentes, salvo los casos en que estos mismos Estatutos señalen una mayoría distinta. En caso de empate, decidirá el voto del que preside.

El Directorio Nacional sesionará, en forma ordinaria, por lo menos una vez al mes en la fecha que acuerden sus integrantes en la primera sesión que realicen después de constituirse, sin perjuicio de la facultad de poder modificarla cuando estimen conveniente. De las deliberaciones y acuerdos se dejará constancia en un libro especial de actas, las que serán firmadas por todos los miembros del Directorio que hubieren concurrido a la sesión y el que quisiera salvar su responsabilidad por algún acto o acuerdo, deberá exigir que se deje constancia de su opinión en el acta.

El Directorio podrá sesionar extraordinariamente y para tal efecto, el Presidente deberá citar a sus miembros. En estas sesiones sólo podrán tratarse las materias objeto de la citación y en cuanto a los acuerdos y formalidades, se estará a lo establecido para las sesiones ordinarias en este mismo artículo. El Presidente estará obligado a citar a sesión extraordinaria si así se lo requieren tres o más integrantes del Directorio, mediante petición hecha por escrito indicando el objeto de la sesión.

El miembro del Directorio que sin causa justificada dejare de concurrir a tres sesiones ordinarias consecutivas o a cinco alternadas, ordinarias o no, cesará de pleno derecho en su cargo, quedando facultado el Directorio para nombrarle un reemplazante en la forma señalada en el artículo Vigésimo Octavo.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO PRIMERO: Son atribuciones y deberes del Directorio Nacional:

a) Dirigir la Asociación y velar por el cumplimiento de sus Estatutos, Reglamentos y finalidades perseguidas por ellos.

b) Administrar los bienes sociales e invertir sus recursos.

c) Citar a Convenciones Nacionales, tanto Ordinarias como Extraordinarias, en la forma y época que señalen estos Estatutos.

d) Crear toda clase de filiales, departamentos, comités y oficinas que estimen necesarias para el mejor funcionamiento de la Asociación y designar a los socios que deban servir estos cometidos.

e) Redactar los reglamentos necesarios para el funcionamiento de la Asociación y de las filiales, Departamentos, ramas y organismos que se creen para el cumplimiento de sus fines, y someter dichos reglamentos a la aprobación de la Convención Nacional. Sin perjuicio de lo anterior, en casos de necesidad institucional, podrá dictarse y ponerse en práctica un reglamento, debiendo someterse a ratificación por la Convención Nacional más próxima, lo anterior es sin perjuicio de lo señalado en el Artículo Quincuagésimo.

f) Cumplir los acuerdos de las Convenciones Nacionales.

g) Rendir cuenta en la Convención Nacional Ordinaria de cada año, tanto de la marcha de la institución como de la inversión de sus fondos, mediante una memoria, balance e inventario, que en esa ocasión se someterán a la aprobación de los socios activos.

h) Calificar las imposibilidades de los miembros del Directorio Nacional para desempeñar sus cargos, a que se refiere el artículo Vigésimo Octavo.

i) Nombrar y remover al personal rentado de la Asociación.

j) Conocer y resolver las solicitudes de incorporación y las renuncias que se le presenten.

k) Remitir periódicamente memoria y balance al Ministro de Justicia, de conformidad con la legislación vigente.

l) Ejecutar las demás funciones que en estos Estatutos se le han señalado y que no correspondan a la Convención, conducentes al cumplimiento de los fines sociales, sin perjuicio de lo que disponga, en este último caso, la Convención Ordinaria o Extraordinaria más inmediata.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO SEGUNDO: Como administrador de los bienes sociales, el Directorio Nacional estará facultado para comprar bienes raíces; vender, comprar, permutar, dar y tomar en arrendamiento y administración, ceder y transferir toda clase de bienes y valores mobiliarios; dar y tomar en arrendamiento bienes inmuebles y raíces por un período no superior a cinco años; constituir, aceptar, posponer y cancelar hipotecas, prendas, garantías y prohibiciones; otorgar cancelaciones y recibos; celebrar contratos de mutuo y cuentas corrientes y/o mercantiles, de depósito o de crédito; girar y sobregirar las referidas cuentas; retirar talonarios de cheques, solicitar, aceptar, reconocer e impugnar los saldos parciales o totales de las cuentas corrientes, mutuos, préstamos con letras y avances contra aceptaciones; girar, firmar, suscribir, aceptar, reaceptar, revalidar, renovar, endosar, descontar, cancelar, cobrar, prorrogar y protestar letras de cambio, cheques, vales, libranzas; firmar y suscribir pagarés y demás documentos mercantiles negociables; contratar préstamos con fines sociales con o sin garantía; constituir, modificar, prorrogar, disolver y liquidar sociedades y comunidades, asistir a Juntas con derecho a voz y voto; constituir corporaciones y fundaciones o incorporarse a Corporaciones ya formadas; conferir mandatos especiales;  revocar poderes y transigir; aceptar toda clase de herencias, legados y donaciones; contratar seguros, pagar las primas, aprobar liquidaciones de los siniestros y percibir el valor de las pólizas; firmar, endosar y cancelar pólizas; delegar parte de atribuciones y funciones que se refieran a la gestión económica o la organización administrativa interna de la Asociación en uno o más socios o funcionarios de la institución; celebrar todo tipo de actos y contratos y estipular en ellos los precios, plazos, modalidades y condiciones que juzgue convenientes; anular, rescindir, resolver, revocar y terminar los contratos que haya celebrado; poner término a los contratos vigentes por resolución, desahucio, o cualquiera otra forma. Sólo con el acuerdo de la Junta Nacional se podrá comprar, vender, hipotecar y constituir gravámenes sobre bienes raíces, o dar en arrendamiento inmuebles por un plazo superior a cinco años.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO TERCERO: Una vez que se acuerde por el Directorio o con la anuencia de la Junta Nacional, en su caso, cualquier acto relacionado con las facultades indicadas en el artículo anterior, el Presidente o quien lo subrogue en el cargo, procederá a ejecutarlo, conjuntamente con el Tesorero u otro miembro del Directorio, si aquél no pudiere concurrir o por los miembros del Directorio que éste mismo acuerde.

Ambos deberán ceñirse fielmente a las disposiciones del Directorio o de la Junta Nacional en su caso, y serán solidariamente responsables ante la Asociación en caso de contravenirlo. Sin embargo, no será necesario que los terceros que contraten con la Asociación conozcan los términos del acuerdo.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO CUARTO: Corresponde especialmente al Presidente de la Asociación:

a) Representar judicial y extrajudicialmente a la Asociación;

b) Presidir las reuniones del Directorio y de la Junta Nacional;

c) Ejecutar los acuerdos del Directorio, sin perjuicio de las funciones que los estatutos encomienden a otros miembros

d) Organizar los trabajos del Directorio y proponer el plan general de actividades de la Asociación, estando facultado para establecer prioridades en su ejecución;

e) Formar la tabla de materias que deberán tratarse en las sesiones del Directorio y de la Convención Nacional;

f) Firmar la documentación propia de su cargo con el Secretario  o el Tesorero, según sea la naturaleza de ella, y aquella en que debe representar a la Asociación;

g) Dar cuenta en la Convención Nacional Ordinaria, en nombre del Directorio Nacional, de la marcha de la Asociación y del estado financiero de la misma;

h) Adoptar las medidas que las circunstancias requieran, en atención a la premura de éstas, debiendo dar cuenta al Directorio en la sesión más próxima; y

i) Las demás atribuciones que determinen estos Estatutos y los reglamentos.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO QUINTO: El Vicepresidente debe colaborar permanentemente con el Presidente en todas las materias que a éste le son propias. En caso de ausencia o imposibilidad transitoria, el Presidente será subrogado por el Vicepresidente, el que tendrá, en tal caso, todas las obligaciones y atribuciones que le correspondan al Presidente. Se entenderá por ausencia o imposibilidad transitoria, cualquier hecho o circunstancia material que impida al Presidente ejercer las funciones propias de su cargo.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO SEXTO: Los deberes del Secretario General serán los siguientes:

a) Comunicar oportunamente a los miembros del Directorio Nacional las fechas de las sesiones a que cite el Presidente; publicar los avisos de citación a Convenciones Nacionales Ordinarias o Extraordinarias y remitir las circulares a que se refiere el artículo Décimo Sexto;

b) Autorizar con su firma la correspondencia y documentación de la Asociación, con excepción de aquellas que corresponden exclusivamente al Presidente o a éste  y al Tesorero, y recibir y despachar la correspondencia en general;

c) Vigilar que los socios cumplan con las funciones y comisiones que les correspondan conforme a los estatutos y reglamentos, o les sean encomendadas para el mejor funcionamiento de la Asociación;

d) Firmar las actas en calidad de Ministro de Fe de la Asociación y otorgar copia de ellas, debidamente autorizadas con su firma, cuando lo solicite algún socio de la Asociación, en la forma que establece el Reglamento;

e) Calificar los poderes otorgados por los socios, en los casos previstos en estos Estatutos; y

f) Llevar un libro de Registro de Socios y otorgar certificados que acrediten la calidad de asociado a petición verbal o escrita de los interesados.

En caso de ausencia del secretario general, lo subrogará uno de los miembros del directorio nacional designado al efecto.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO SEPTIMO: Corresponde al Secretario de actas: Llevar el libro de actas del Directorio, Juntas y  Convenciones Nacionales. Deberá redactar las actas respectivas y someterlas a la aprobación del organismo que corresponda.

En caso de ausencia del secretario de actas, lo subrogará uno de los miembros del Directorio Nacional designado al efecto.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO OCTAVO: Las funciones y deberes del Tesorero serán las siguientes:

a) Cobrar las cuotas ordinarias y extraordinarias, los créditos y pagar las deudas de la Asociación;

b) Depositar los fondos de la Asociación en las cuentas corrientes y de ahorro que ésta mantenga, firmando conjuntamente con el Presidente o con el Vicepresidente los cheques o giros de dinero que se hagan contra dichas cuentas;

c) Mantener al día la documentación contable de la Asociación y proporcionarla anualmente a la Comisión Revisora de Cuentas, con a lo menos 30 días de anticipación a la fecha fijada para la Convención Nacional Ordinaria. Lo anterior es sin perjuicio de la labor técnica que realicen el o los contadores contratados por la Asociación;

d) Informar al Directorio Nacional sobre el estado financiero de la Asociación cuando éste lo solicite;

e) Preparar el balance que el Directorio Nacional deberá presentar a la Convención Nacional;

f) Mantener al día el inventario de todos los bienes de la Asociación, conforme a la información que recabe de cada uno de los Tesoreros Regionales;

g) Cumplir, además, con todas las tareas que se le encomienden, interviniendo personalmente en toda operación que diga relación con los fondos sociales.

El Tesorero, en caso de ausencia, fallecimiento, renuncia o imposibilidad, será subrogado por el pro-tesorero o a falta de éste por la persona que el Directorio Nacional designe de entre sus miembros.

 

C.- DE LA JUNTA NACIONAL

ARTÍCULO TRIGÉSIMO NOVENO: Habrá un organismo de carácter consultivo que se denominará Junta Nacional y estará integrado por los nueve miembros del Directorio Nacional y por todos los Presidentes de las Asociaciones Regionales.

La Junta Nacional se reunirá a lo menos dos veces al año  en cualquier punto del territorio nacional que determine el Directorio Nacional, sin perjuicio de reunirse en forma extraordinaria todas las veces que sea preciso.

La Junta Nacional será convocada por el Presidente de la Asociación, por acuerdo del Directorio Nacional o mediante solicitud hecha a lo menos por cinco Presidentes de Asociaciones Regionales, expresando por escrito el motivo de la reunión.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO: La Junta Nacional asesorará al Directorio Nacional en todos aquellos Asuntos que digan relación con las políticas institucionales en materias relevantes. Asimismo, el Directorio deberá siempre recabar por escrito la opinión de la Junta Nacional cuando se trate de modificar los Estatutos o disolver la Asociación. También podrá pedir a la Junta Nacional informes sobre cualquier materia que estime conveniente y deberá requerir su aprobación en los casos que estos Estatutos establezcan.

Corresponderá además, a la Junta Nacional, acordar las cuestiones que serán sometidas al conocimiento de la Convención  Nacional Ordinaria o Extraordinaria elaborando proposiciones concretas.

Para los efectos previstos en el inciso precedente y los artículos 13º bis, 14º y 15º de estos estatutos, se requerirá que los acuerdos que se adopten por la Junta Nacional sean por la mayoría absoluta de sus integrantes.

El Reglamento señalará el funcionamiento de la Junta Nacional.

 

D. - DE LA COMISIÓN REVISORA DE CUENTAS

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO PRIMERO:  En la Convención Nacional Ordinaria correspondiente, se elegirá una Comisión Revisora de Cuentas, compuesta de tres miembros, cuyas obligaciones y atribuciones serán las siguientes:

a) Revisar anualmente la contabilidad y los comprobantes de ingresos y egresos que el Tesorero debe poner a su disposición, con la antelación señalada en él Artículo Trigésimo Octavo letra c), como asimismo, inspeccionar las cuentas corrientes bancarias y de ahorro;

b) Elevar a la Convención Nacional Ordinaria un informe escrito sobre las finanzas de la Asociación, la forma en que se ha llevado la Tesorería durante el año y sobre el balance del ejercicio anual que confeccione el Tesorero, recomendando a la Convención Nacional la aprobación o el rechazo total o parcial del mismo, y

c) Comprobar la exactitud del inventario de los bienes de la Asociación.

El Tesorero estará obligado a proporcionar  a la Comisión todos los antecedentes necesarios para que ésta pueda cumplir eficazmente su cometido.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEGUNDO: La Comisión Revisora de Cuentas no podrá intervenir en los actos administrativos del Directorio Nacional, siendo sólo un organismo de control posterior.

Le será aplicable a esta Comisión lo dispuesto en el inciso segundo del artículo cuadragésimo tercero, y además, lo prescrito en el inciso primero del artículo cuadragésimo cuarto y artículo cuadragésimo quinto de estos Estatutos.

 

E.- DEL TRIBUNAL DE HONOR

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO TERCERO: Habrá un Tribunal  compuesto de tres miembros, elegidos en la Convención Nacional Ordinaria correspondiente, denominado Tribunal de Honor,  que conocerá y resolverá las cuestiones éticas y disciplinarias del proceder corporativo.

Los miembros de dicho Tribunal durarán dos años en sus funciones y podrán ser reelegidos indefinidamente. Para ser elegido miembro de este tribunal, se requerirá pertenecer  a la Asociación Nacional a lo menos durante quince años. Deberá este Tribunal ejercer las funciones extra disciplinarias a que aluden los Artículos Décimo Sexto y Décimo Noveno.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO CUARTO: El Tribunal de Honor se constituirá dentro de los quince días siguientes a su elección procediendo a designar de entre sus miembros, un Presidente y un Secretario. Deberá funcionar con la mayoría absoluta de sus miembros y sus acuerdos se adoptarán de la misma forma.  En caso de empate, decidirá el voto del que preside. Todos los acuerdos del Tribunal deberán constar por escrito y los suscribirán todos los miembros asistentes a la respectiva reunión.

En todas las materias y asuntos que sean sometidos al Tribunal de Honor, éste deberá emplear, de oficio, para su conocimiento y fallo, un procedimiento breve y sumario en el cual las partes involucradas tengan la posibilidad de expresar sus descargos.

Tratándose de la sanción de exclusión, el afectado podrá apelar de la sentencia del Tribunal de Honor, para ante la Convención Nacional Ordinaria. Para ello, tendrá un plazo de sesenta días contados desde la fecha en que la medida le fuere notificada por carta certificada enviada a su domicilio particular o laboral. Toda otra resolución que dicte el Tribunal de Honor, será inapelable.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO QUINTO: En caso de ausencia, fallecimiento, renuncia o imposibilidad de alguno de los miembros del Tribunal de Honor para el desempeño de su cargo, el Directorio Nacional le nombrará un reemplazante que durará en funciones sólo hasta la próxima Convención Nacional Ordinaria, en la cual deberá procederse a elegir  al o los miembros que fueren  necesarios.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEXTO: En el cumplimiento de sus funciones, el Tribunal de Honor estará facultado para aplicar las sanciones establecidas en el artículo décimo de estos estatutos.

 

F.- DEL TRIBUNAL CALIFICADOR DE ELECCIONES

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEPTIMO: Existirá un organismo denominado Tribunal Calificador de Elecciones que estará compuesto de tres miembros. Serán elegidos por la Asamblea General y mientras ejerzan sus funciones no podrán ser candidatos ni desempeñar los cargos de miembros del Directorio Nacional, de las Asociaciones Regionales ni del Tribunal de Honor.

La designación de estos miembros se hará en un acto eleccionario, durante la Convención Nacional respectiva en la forma que determine el Reglamento.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO OCTAVO: Corresponderá a este Tribunal la organización, realización y control de todas las elecciones que deban hacerse en la Asociación, con excepción de aquellas a que se refiere el artículo anterior y el vigésimo séptimo. En el cumplimiento de estas funciones deberá resolver, sin ulterior recurso, los reclamos formulados, recibirá todos los votos emitidos y procederá a su recuento.

Le corresponderá, además, velar por la instalación y funcionamiento de las Comisiones Receptoras de Sufragios, a las que deberán remitir oportunamente las cédulas, nómina de candidatos  y demás elementos necesarios para la celebración del acto eleccionario. Tan pronto termine el recuento de los votos deberá levantar un acta, que suscribirán sus integrantes, cuya copia firmada guardará y remitirá los resultados al Directorio Nacional, a fin de que éste los dé a conocer a la Convención Nacional.

Le será aplicable a este Tribunal lo dispuesto en el inciso segundo del artículo cuadragésimo tercero,  lo prescrito en el inciso primero del artículo cuadragésimo cuarto y cuadragésimo quinto de estos Estatutos.

Un reglamento determinará la forma en que deban realizarse las elecciones, así como las atribuciones y deberes de las Comisiones Receptoras de Sufragios y del Tribunal Calificador de Elecciones.

 

G.- DE LOS DEPARTAMENTOS Y COMISIONES

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO NOVENO: La Asociación tendrá Departamentos y Comisiones.  Los  Departamentos serán los siguientes:

a) Departamento de Relaciones Públicas.

b) Departamento de Difusión y Comunicaciones.

c) Departamento de Bienestar y Acción Social. Departamento Administrativo.

d) Departamento de Capacitación y Perfeccionamiento.

Sin perjuicio de los Departamentos señalados precedentemente, el Directorio Nacional podrá crear y suprimir otros, de acuerdo con las necesidades de la institución. Sin embargo, los Departamentos ya señalados, por estar contemplados específicamente en estos estatutos, sólo podrán disolverse o modificarse mediante reforma estatutaria.

El Directorio Nacional podrá crear, modificar y suprimir comisiones según las necesidades y conveniencias de la Asociación.

El Presidente, si lo estima necesario, designará un gabinete que le asesorará, formado por tres asociados, quienes podrán concurrir a las reuniones del Directorio, cuando sean citados.”

ARTÍCULO QUINCUAGÉSIMO: El Directorio  dictara y aplicará los reglamentos que contendrán los objetivos, funciones, constitución y forma en que se elegirán los Directorios de los departamentos, ramas o comisiones que procedan.

Cada Departamento tendrá un Directorio  formado por 3 ó 5 miembros según lo determine en cada caso el Presidente Nacional.

Los Departamentos podrán tener las ramas o comisiones que fueren necesarias.

Lo anterior es sin perjuicio de lo señalado en el articulo trigésimo primero letra e) de estos estatutos.

Cuando fuere necesario y conveniente, a juicio del Directorio Nacional, éste podrá delegar facultades administrativas en los Directores de los departamentos, ramas y comisiones, lo que deberá constar por escritura pública.

 

H.- DE LAS FILIALES O ASOCIACIONES REGIONALES

ARTÍCULO QUINCUAGÉSIMO PRIMERO: La Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial de Chile podrá tener filiales en las ciudades asiento  de Cortes de Apelaciones, las que se denominarán Asociaciones Regionales. Cada Asociación Regional tendrá como ámbito jurisdiccional el mismo que corresponde a la Corte de Apelaciones respectiva.

Las Asociaciones Regionales tendrán como organismo una Asamblea Regional, que es el conjunto de socios activos que desempeñan sus funciones en el territorio de la Asociación Regional respectiva y un Directorio  Regional, electo por dicha asamblea. Este Directorio se compondrá de cinco miembros y durará dos años en sus funciones.  Será elegido en la misma oportunidad en que se realicen las elecciones para designar al Directorio Nacional, para lo cual los candidatos deberán postularse ante la comisión receptora de sufragios  regional, en el plazo y condiciones que establezca el reglamento.

Para ser designado en uno de los cargos del Directorio Regional, se requerirá tener la calidad de socio activo de la Asociación, con las cuotas al día y no estar afecto a una medida disciplinaria superior a la establecida en la letra a) del articulo décimo  de estos estatutos.

ARTÍCULO QUINCUAGÉSIMO SEGUNDO: El día de la elección del  Directorio Regional o dentro de los  diez días siguientes, dicho organismo deberá constituirse, designando de entre sus miembros un Presidente un Secretario y un Tesorero.

Les serán aplicables a las Asociaciones Regionales, todas las disposiciones que se establecen en estos estatutos en materia de elecciones, quórum, libros de actas y registros, en lo que fuere compatible con ellas.

El Directorio Nacional podrá delegar en el Directorio Regional todas las facultades administrativas y bancarias necesarias para el buen desempeño de sus funciones, delegación que deberá siempre constar por escritura pública.

ARTÍCULO QUINCUAGÉSIMO TERCERO: Serán atribuciones y deberes del Directorio Regional:

a) Realizar las actividades propias de la Asociación Nacional de Magistrados en el ámbito regional respectivo y servir de nexo entre el Directorio Nacional y los socios activos de su filial;

b) Velar por el cumplimiento de los Estatutos, reglamentos y acuerdos del Directorio Nacional, de las Convenciones Nacionales y del propio Directorio Regional, entre los socios inscritos en la respectiva Asociación Regional;

c) Revisar, coordinar e informar los trabajos que se deban presentar en la próxima Convención, haciéndolos llegar oportunamente a la Comisión Organizadora respectiva;

d) Organizar la Convención Nacional cuando la anterior hubiere designado   como sede a la respectiva filial, debiendo, en tal caso, nombrar la Comisión Organizadora de dicha Convención, de acuerdo con el Directorio Nacional

e) Recaudar por intermedio de su Tesorero las cuotas que correspondan de sus asociados y demás ingresos de la Asociación Regional;

f) Rendir cuenta, anualmente, en la fecha que señale el Directorio Nacional, sobre la marcha de la Asociación, dando cuenta de su labor y del movimiento financiero;

g) Informar, a requerimiento del Directorio Nacional, acerca de las solicitudes de ingresos de nuevos socios y las proposiciones de nombramientos de socios honorarios; y

h) Comunicar al Tribunal de Honor las transgresiones cometidas por los socios de su jurisdicción y que, en su concepto, deban ser conocidas por él.

i) Nombrar a uno de sus miembros para que, en calidad de Presidente subrogante, asista a las juntas nacionales.