10Mayo2011
PDFImprimirE-mail

Título II

DE LOS SOCIOS

ARTÍCULO CUARTO: Podrá ser socio de la Asociación toda persona que pertenezca al Escalafón Primario del Poder Judicial, actualmente en ejercicio o jubilada como tal.

ARTÍCULO QUINTO::  Habrá 3 clases de socios: activos, honorarios y  pasivos:

a) Socio Activo es aquel que estando en funciones judiciales, goza de la plenitud de los derechos y obligaciones que estos estatutos contemplan.

b) Socio Honorario es toda persona natural que haya contribuido en forma sobresaliente con la Asociación o con los fines que ella persigue, y haya sido objeto de esta distinción por el Directorio Nacional, a proposición de cualquiera ASOCIACIÓN Regional, o en virtud de un acuerdo de la Convención Nacional.

El socio honorario debe aceptar dicha designación.

Los socios honorarios no estarán sujetos a las obligaciones establecidas en estos estatutos, no obstante gozarán del derecho de hacer uso de los complejos vacacionales y deportivos, como también de asistir a los actos de carácter social y cultural que realice la Asociación, a otras actividades de la misma naturaleza, y concurrir a las Convenciones Nacionales sin derecho a voto, ni a ser elegidos para cargo directivo alguno.

c) Serán socios pasivos quienes hubieren sido socios activos de la Asociación durante veinte años a lo menos y hubieren cesado en el ejercicio de sus funciones judiciales. Estos socios gozarán de todos los beneficios sociales que perciban y tengan derecho los socios activos, con las mismas restricciones de los miembros honorarios.”

ARTÍCULO SEXTO:  La calidad de socio activo se adquiere:

a) Por suscripción de acta de constitución de la Asociación; y

b) Por la aceptación del  Directorio Nacional de la solicitud de ingreso, en la cual el postulante  manifieste plena conformidad con los fines de la Asociación y se comprometa a cumplir fielmente los Estatutos, Reglamentos y Acuerdos del  Directorio Nacional de la Convención Nacional o Asamblea General.

La solicitud de ingreso deberá presentarse directamente al Directorio Nacional o a la Asociación Regional que corresponda.

ARTÍCULO SÉPTIMO: Los socios activos tienen las siguientes obligaciones:

a) Asistir a las reuniones a que fueren legalmente convocados;

b) Servir con eficiencia  y dedicación los cargos para los cuales sean designados y cumplir las tareas que se les encomienden;

c) Satisfacer fiel y oportunamente, las obligaciones pecuniarias impuestas por la Asociación, de conformidad con estos Estatutos; y

d) Cumplir las disposiciones de los Estatutos y Reglamentos de la Asociación y acatar los acuerdos del Directorio Nacional y de las Convenciones Nacionales.

ARTÍCULO OCTAVO: Los socios activos tienen los siguientes derechos y atribuciones:

a) Participar con derecho a voz y voto  en las Convenciones Nacionales;

b) Elegir y ser elegidos para servir los cargos directivos de la Asociación en conformidad a las disposiciones de estos Estatutos;

c) Presentar cualquier proyecto  o proposición al estudio del  Directorio Nacional, el que decidirá su inclusión o rechazo en la Tabla de la Convención Ordinaria. Si el proyecto fuera patrocinado por setenta o más socios  activos, presentado, a lo menos, con sesenta días de anticipación a la celebración de la Convención deberá ser tratado por ésta, a menos que  la materia sea de  aquéllas a que  se refiere al artículo decimoquinto  de estos Estatutos, en cuyo caso deberá citarse a una Convención Nacional Extraordinaria que se celebrará dentro del plazo de sesenta días contados desde la presentación efectuada;

d) Imponerse de los libros de actas, registros de socios y demás libros que establezca el Reglamento;

e) Disfrutar y hacer uso de los servicios y beneficios que otorgue la Asociación en conformidad con sus Estatutos y Reglamentos; y

f) Participar en las actividades que programen los diversos organismos, departamentos y comisiones de la Asociación.

ARTÍCULO NOVENO: La calidad de socios se pierde:

a) Por fallecimiento;

b) Por renuncia escrita presentada al Directorio Nacional

c) Por exclusión decretada en conformidad al artículo Décimo letra c); y

d) Por acuerdo de los dos tercios de la  Convención Nacional, si se tratara de socios  honorarios, siempre que existan motivos graves y fundados.

ARTÍCULO DÉCIMO: Los socios, por las faltas y transgresiones que cometan a estos estatutos o a la ética en el proceder corporativo, serán sancionados sólo con alguna de las siguientes medidas disciplinarias:

a) Amonestación por escrito;

b) Suspensión hasta por tres meses de todos los derechos en la Asociación por incumplimiento grave y reiterado de las obligaciones prescritas en el artículo séptimo, letras b), c) y d). Asimismo, se aplicará esta suspensión al socio que se atrase por más de noventa días en el cumplimiento de las obligaciones pecuniarias que deba satisfacer a la Asociación, suspensión que cesará  tan pronto se dé cumplimiento a la obligación morosa; y

c) Exclusión, basada en las siguientes causales: Uno.- Incumplimiento de obligaciones pecuniarias para con  la Asociación durante seis meses consecutivos, salvo motivo justificado. Dos.- Por causar grave daño de palabra, por escrito o con obras al Poder Judicial, a los intereses de la Asociación, o a los miembros del Comité Ejecutivo,  del Tribunal de Honor o de las Juntas Regionales. El daño debe ser debidamente comprobado. Tres.- Por haber sufrido tres medidas de suspensión en sus derechos aplicadas en conformidad a lo establecido  en la letra b) de este artículo, dentro del plazo de dos años contados desde la primera de ellas.

ARTÍCULO UNDÉCIMO: El  Directorio Nacional  deberá pronunciarse sobre las solicitudes de ingreso en la primera sesión que celebre después de la presentación de ellas. En ningún caso podrán transcurrir más de dos sesiones ordinarias desde la fecha de la presentación, sin que el Directorio Nacional conozca de ellas y las resuelva.  No podrán presentarse solicitudes de ingreso dentro de los treinta días anteriores a una elección, y si así ocurriera, la decisión sobre su aceptación o rechazo se hará después de la celebración del acto eleccionario.

Las renuncias para que sean válidas deben ser escritas y la firma ratificada ante el Secretario General del Directorio Nacional o el Secretario del Directorio Regional en su caso, o venir autorizada ante Notario público.  Cumplidos estos requisitos la renuncia tendrá plena vigencia, no siendo necesaria su aprobación por el Directorio Nacional.  Lo anterior no obsta para que el socio que hubiera presentado su renuncia deba cumplir las obligaciones pecuniarias a que estuviere obligado.